Introducción a la Sagrada Escritura 2

Curso de Biblia, Espiritualidad, Teología

 

  1. LA PALABRA REVELADA

 1.1.Concepción islámica y cristiana de la revelación.

El Corán no es propiamente un texto revelado. No puede tener una crítica histórica, ni cultural. Este libro ya estaba escrito por Dios en el cielo, podemos imaginarlo como una concepción platónica. Fue dictado directamente a Mahoma por Alá, por tanto es intocable y no se puede interpretar. Es una de las bases de su fundamentalismo.

 

 palabra revelada-1La interpretación fundamentalista de la Biblia en el cristianismo es un suicidio del pensamiento.

 

 La revelación cristiana se sitúa al nivel del diálogo entre Dios y el hombre, es un diálogo que tiene como base la relación con algunos hombres concretos: Moisés, David, etc., que han tenido una profunda experiencia de Dios y que han sentido esta presencia de Dios, con una misión y un carisma de transmisión para los otros.

 

 No existe otra posibilidad para poder comunicar un mensaje o una experiencia sin palabras humanas, aunque siempre serán pobres para dar a conocer una experiencia divina.  La revelación es la comunicación del mensaje divino en palabras humanas. Es diversa por el autor, por su cultura, su tiempo. El hagiógrafo se sitúa delante de una comunidad de fe que reconoce y acepta esta revelación. La palabra de Dios es para la Iglesia, para la comunidad, no para los individuos.

 

 La revelación es única, la que ha dado Cristo del misterio de Dios, de sí mismo, de la Trinidad. El núcleo de la revelación es el Verbo encarnado, el misterio de Cristo,ya que todo lo anterior sólo tiene sentido en él. Dios se revela en la historia y para hombres históricos. Los apóstoles son los primeros receptores de esta revelación.

 

 1.2.Concepto de revelación

 La revelación es la amorosa comunicación que mediante el Verbo, Dios hace de sí mismo y de su Misterio al hombre, en el seno de la comunidad eclesial, para hacerle participe de la salvación.

 

 1. DIOS SE REVELA POR LA PALABRA 

 Con la Palabra comienza el camino en la historia, está presente en la creación y en la historia del hombre. Todas las palabras vienen de la Palabra encarnada.

 

 A la palabra corresponde la forma más humana de comunicación y la más elevada. Sólo hay verdadera palabra revelada-2comunicación, consiente, libre y veraz entre los seres humanos. Al hablar de la palabra humana damos a este término su sentido propio y estricto: lenguaje articulado y significativo.

 

En su eterno y desconocido designio, Dios quiso revelarse a los hombres mediante la palabra, como un “dabar” divino, donde la palabra y la acción son inseparables (La palabra hebrea Dabar quiere decir a la vez palabra y hecho).

 

El Concilio Vaticano II nos habla en la DV 2 de la intrínseca relación que hay entre obras y palabras:«La revelación se realiza por obras y palabras “intrínsecamente” ligadas; las obras que Dios realiza en la Historia de la salvación manifiestan y confirman la doctrina y las realidades que las palabras significan; a su vez, las palabras proclaman las obras y explican su misterio».

 

 Es una acción preparada y prefigurada en el Antiguo Testamento, realizada y concretizada en la persona de Jesús de Nazaret, leída y vivida en la fe de los apóstoles y los primeros cristianos, y finalmente cristalizada en el contenido del Nuevo Testamento.

 

 La revelación divina responde a un plan de salvación universal. Dios no se reveló de una vez para siempre; se dirige a todos los hombres de cualquier época histórica. La revelación debe llegar a todos los hombres.

 

 La comunicación de esta revelación a los hombres llegó primeramente de manera oral, y después se fue plasmandopalabra revelada-3 por escrito en lo que hoy llamamos Sagrada Escritura.

 

 La palabra eterna entra en el tiempo y comienza el diálogo amoroso con los hombres en la historia; Dios se revela por medio de la palabra humana. La Palabra que Dios dice, es su Hijo, en el que nos ha dicho todo. Ya había iniciado su dialogo con el hombre por medio de la creación, por los profetas en el Antiguo Testamento, pero finalmente en la Encarnación del Verbo se manifiesta plenamente. Su prolongación en la Iglesia, que la ofrece como alimento vivificador.

 

En general podemos decir que Dios se revela a través de:

  • La creación
  • La historia
  • Los hechos y acontecimientos
  • Las experiencias vividas
  • Los mediadores divinos

 

Con la palabra humana, la forma más correcta de comunicar.

 

Elaboró:  José Juan Paz.

Agosto 2016.

Relacionados

Ver todos

Introducción a la Sagrada Escritura 5.

Curso de Biblia,Destacados formacionK,Religiosa,Teología

La transmisión es una exigencia de la revelación, porque esta es para todos los hombres; el sentido universal de la revelación la exige, es su naturaleza. La revelación tiene un carácter histórico que se transmite, se conserva, se actualiza y se lleva a cumplimiento finalmente en Cristo.

Ver más

Introducción a la Sagrada Escritura 4.

Curso de Biblia,Destacados formacionK,Religiosa,Teología

A Jesucristo se han referido todas las palabras que aparecen como reveladas en las Escrituras: nos revela el sentido pleno de las Escrituras, reconoce en ellas el reflejo de la luz que en el brilla, y escucha en ellas el eco de la voz de la conciencia (Lubac).

Ver más

Introducción a la Sagrada Escritura 3.

Curso de Biblia,Destacados formacionK,Religiosa,Teología

En Jesucristo se encierran todos los libros de la Sagrada Escritura; La única palabra es Jesucristo, Dios se ha manifestado a los profetas único mediador.

Ver más