¿Qué es la Liturgia? Parte II.

Destacados formacionK, Liturgía, Religiosa

 

Diversos modos como Jesucristo, sacerdote celestial, ejercita con la Iglesia su sacerdocio:

 

  1. Mediante la liturgia de la palabra: cuando se lee en la Iglesia la sagrada Escritura es Cristo quien habla (Sacrosanctum Concilium 7a). Y la Iglesia, su Esposa, escucha lo que Él le habla hoy al corazón. Nos habla para comunicarnos su Espíritu, porqueliturgia-3 nos ama. Nadie habla de asuntos íntimos sino con sus amigos. Y la palabra es el medio más apropiado que tenemos para comunicar a quien queremos nuestro espíritu. San Juan de la Cruz nos dice: “El Padre, en darnos como nos dio a su Hijo, que es una Palabra suya -que no tiene otra-, todo nos lo habló junto y de una vez en esta sola Palabra, y no tiene más que hablar” (Subida, II, 22, 3). Esta Palabra de Dios constituye el sustento y el vigor de la Iglesia, la firmeza de fe para sus hijos, el alimento del alma, la fuente pura y perenne de la vida espiritual (cfr. Dei Verbum 21). ¿Cómo acoger esa Palabra? Con la misma devoción con que recibimos los sacramentos. Hemos de comulgar a Cristo-Palabra, como comulgamos a Cristo-Pan. Debemos escucharla con corazón atento y abierto, como María de Betania (cfr Lucas 10, 39), como Lidia oía a San Pablo (Hech 16,14), con gozo en el espíritu (1 Tes 1,6), con intención de practicarla (Sant 1, 21; 1 Cor 15,2), aunque hubiera que morir por ella (Ap 1, 9ss; 6, 9; 204); y de hacerla germinar (Mt 13, 23). Hay una frase de san Ignacio de Antioquía digna de aprenderse: “Me refugio en el Evangelio como en la carne de Cristo” (Filadelfos 5,1). Y san Jerónimo: “Yo considero el Evangelio como el cuerpo de Jesús”. Por eso el sacerdote besa esa Palabra cada vez que lee el evangelio en la misa y lo inciensa en las fiestas. Por eso, el ambón que sostiene esa Palabra tiene que ser firme, digno.

 

Recopilado por: Lupita Román R. y Carlos F. Ruiz T.

Fuente: Catholic.net | P. Antonio Rivero, L.C.

Septiembre 2016.

Relacionados

Ver todos

¿SOY HONESTO?

Destacados formacionK,Espiritualidad,Reflexiones

La honestidad y la prudencia son muy importantes​ en nuestras vidas.

Ver más

CUIDEMOS NUESTROS PENSAMIENTOS.

Destacados formacionK,Espiritualidad

Pienso que todos podemos dar solución a nuestros problemas si nos enfocamos en su lado positivo, principalmente cuidar nuestros pensamientos, porque muchas veces los pensamientos negativos son nuestros principales enemigos.

Ver más

Fundador de la compañía de Jesús.

Destacados formacionK,Espiritualidad

Nació en 1491, vísperas del descubrimiento de América. Huérfano a edad muy temprana, quedó al cuidado del Contador Mayor de Castilla, y más tarde del Virrey de Navarra.

Ver más